¿La nitruración es óptima para todos los tipos de acero?

La profundidad de la capa nitrurada no solo depende de la duración del proceso sino de la composición química del acero. Le presentamos una guía de elementos de aleación para que usted pueda determinar si su pieza es óptima para recibir la nitruración.





Como su nombre lo sugiere, la nitruración es un proceso térmico a través del cual se introduce nitrógeno en la microestructura de una aleación de hierro, en estado sólido, con el fin de:


  • Aumentar la resistencia al desgaste

  • Aumentar la resistencia a la corrosión

  • Aumentar la resistencia a la fatiga

  • Aumentar la dureza superficial

  • Disminuir el coeficiente de fricción


Como se realiza entre 450 y 580 ºC, un rango considerado como ‘baja temperatura’, es un proceso que no requiere de enfriamientos rápidos ni transformaciones de fases, por tanto, las deformaciones y los cambios volumétricos son mínimos.


¿Aplica para todos los materiales? Todas las aleaciones con base en el hierro son ‘nitrurables’: aceros y hierros fundidos, de cualquier tipo.

Efectos de los elementos de aleación en los aceros por nitrurar


Los elementos de aleación ejercen una influencia considerable en la ‘habilidad’ de una pieza de acero para recibir el nitrógeno en su superficie y aumentar la dureza superficial. Utilice esta guía rápida para aumentar la efectividad de sus procesos de manufactura:



1. Aluminio, cromo, vanadio, tungsteno y molibdeno


Son beneficiosos para los aceros comerciales, porque forman nitruros estables bajo las temperaturas de los procesos de nitruración.



2. Níquel, cobre, silicio y manganeso

Tienen poca o ninguna influencia en las características que un acero obtiene durante el proceso de nitruración



3. Aceros de herramientas y aceros inoxidables (austeníticos, ferríticos, martensíticos y los endurecibles por precipitación)

Tienen excelente respuesta a la nitruración: Mejoran mucho su resistencia al desgaste, teniendo precaución en la selección de la profundidad de capa. Si es excesiva, puede presentar desprendimiento.


4. Aceros sin elementos de aleación, por ejemplo los AISI 1020, AISI 1045.

No son convenientes para la nitruración, debido a que en la superficie de las piezas fabricadas en estos tipos de aceros se forman capas extremadamente frágiles, que no alcanzan mucha penetración y se desprenden con relativa facilidad.









37 vistas

© 2021 Tratar S.A.S

  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Google Places - Gris Círculo